Tributo a Aaron Swartz

AaronSwartzPIPA

La noticia del fallecimiento de Aaron Swartz ha conmovido profundamente a la comunidad que promueve la cultura libre y la libre circulación del conocimiento. Como homenaje a Aaron, que fue miembro de la comunidad Creative Commons desde sus inicios y uno de los líderes del movimiento de Acceso Abierto (Open Access Movement), miles de académicos del mundo se han unido en un tributo a su labor, compartiendo PDFs en Twitter a través de la etiqueta #pdftribute.

Otros miembros de la comunidad han decidido dedicar un espacio para escribir. Entre ellos se encuentra Evelin Heidel, de la Fundación Vía Libre, de Argentina, que ha escrito un breve repaso de la vida de Aaron, en el que destaca los proyectos en los que participó y los aportes que hizo por un Internet libre, abierto y participativo. Y además hace un llamado importante a la comunidad académica latinoamericana:

.

“El movimiento del Acceso Abierto no es suficiente para liberar la información académica y científica y volverla accesible; necesitamos una reforma integral de las leyes de derecho de autor, que se han excedido por muchísimo en lo que estaban destinadas a cumplir inicialmente, y necesitamos también que universidades, bibliotecarios y académicos tomen nota de la responsabilidad ineludible que les toca en ser difusores de información. En el plano local, esto nos lleva a recordarles a las autoridades universitarias que una y otra vez se oponen a liberar sus contenidos, y a las cámaras del libro que la emprenden contra profesores universitarios y también contra estudiantes universitarios, que la circulación de la cultura no es una excepción sino la norma, y que por el contrario, son las leyes de derecho de autor las que se han impuesto como cerco artificial contra esta libre circulación de los contenidos, especialmente en el siglo XXI”

En julio de 2008, Aaron escribió un texto bandera para el movimiento Open Access “Guerrilla Open Access Manifiesto”. Como un pequeño gesto para honrar su memoria, compartimos una versión en español publicada en la web http://openaccessmanifesto.org/

La información es poder. Pero como todo poder, hay quienes quieren mantenerla para sí mismos. La totalidad del patrimonio científico y cultural, publicado durante siglos en libros y revistas, es cada vez más digitalizado y encerrado por un puñado de corporaciones privadas. ¿Quieres leer los periódicos que presentan los resultados más famosos de las ciencias? Tendrás que enviar enormes cantidades a editores como Reed Elsevier..

Hay quienes luchan por cambiar esta situación. El Open Access Movement ha luchado valientemente para asegurarse de que los científicos no pierdan sus derechos de autor, pero que se pueda garantizar que sus trabajos se publican en Internet, en condiciones que permitan a cualquier persona acceder a él. Pero incluso en el mejor de los casos, la labor del Open Access Movement sólo se aplicará a las cosas publicadas en el futuro. Todo lo que se ha publicado hasta ahora se habrá perdido.

.

Eso es un precio demasiado alto a pagar. ¿Obligar a los académicos a pagar dinero para leer el trabajo de sus colegas? ¿Escanear bibliotecas enteras, pero sólo permitir que la gente de Google pueda leerlas? ¿Proporcionar los artículos científicos a las universidades de élite en el Primer Mundo pero no a los niños en el Sur Global? Es indignante e inaceptable.

.

“Estoy de acuerdo”, muchos dicen: “pero ¿qué podemos hacer? Las empresas poseen los derechos de autor, hacen enormes cantidades de dinero al cobrar por el acceso, y es perfectamente legal – no hay nada que podamos hacer para detenerlos” Pero hay algo que podemos, algo que ya se está haciendo: podemos luchar…

.

A quienes tienen acceso a estos recursos – los estudiantes, bibliotecarios, científicos – se les ha dado un privilegio. Tienes la oportunidad de alimentarte en este banquete de conocimientos, mientras que para el resto del mundo está prohibido. Pero tú no lo necesitas – de hecho, moralmente, no se puede – mantener este privilegio para uno mismo. Tú tienes el deber de compartirlo con el mundo. Y tú debes: compartir contraseñas con tus colegas, llenar solicitudes de descarga para los amigos.

.

Mientras tanto, los que han quedado fuera no están de brazos cruzados. Tú debes infiltrarte a través de los agujeros y escalar las cercas, para liberar la información encerrada por los editores y compartirla con tus amigos.

.

Pero toda esta acción sucede en el subterráneo oscuro y oculto. La llaman robo o piratería, como si compartir una riqueza de conocimientos fuera el equivalente moral de saquear y asesinar a un barco y su tripulación. Compartir no es inmoral – es un imperativo moral. Sólo aquellos cegados por la codicia se negarían a dejar que un amigo haga una copia.

.

Las grandes empresas, por supuesto, están cegadas por la codicia. Las leyes bajo las cuales operan así lo requieren – sus accionistas se rebelarían por mucho menos. Y los políticos comprados aprueban leyes que les dan el poder exclusivo de decidir quién puede hacer copias.

.

No hay justicia en seguir leyes injustas. Es hora de salir a la luz y, en la gran tradición de la desobediencia civil, declarar nuestra oposición a este robo privado de la cultura pública.

.

Tenemos que tomar la información, donde se almacena, hacer nuestras copias y compartirlas con el mundo. Tenemos que tomar cosas que están fuera del derecho de autor y añadirlas al archivo. Tenemos que comprar bases de datos secretas y ponerlas en la Web. Tenemos que descargar revistas científicas y subirlas a redes de intercambio de archivos. Tenemos que luchar en esta Open Access Guerrilla.

.

Con suficientes de nosotros, en todo el mundo, no sólo vamos a enviar un mensaje de fuerte oposición a la privatización del conocimiento – y conseguiremos que sea una cosa del pasado. ¿Quieres unirte a nosotros?


*Imagen tomada de Wikimedia Commons. Creative Commons Attribution-Share Alike 2.0

3 thoughts on “Tributo a Aaron Swartz”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *